Conejos, mascotas fáciles de cuidar

Fernanda Gallastegui Ante.  Fervet. Consulta veterinaria
83

El conejo en los últimos tiempos ha tenido un aumento significativo dentro de lo que llamamos animal de compañía, debido a su buen carácter, inteligencia y su mantenimiento sencillo. ¿Qué necesidades tiene un conejo?

Alojamiento

Es sencillo cuanto más grande sea la jaula o el espacio del que disponga mejor será su calidad de vida. Debemos calcular que tamaño tendrá el conejo de adulto para poder ofrecer un habitáculo adecuado. Si el animal tiene acceso a los espacios abiertos, como el jardín o terraza, puede tener una jaula más reducida, que otro conejo que no pueda hacerlo: el animal que pasa todo el día en la jaula  y todo el ejercicio y su vida diaria se desarrollará en ese recinto, por lo que esta debe ser grande para permitir  el movimiento del animal.

El lecho de la jaula debe ser sin polvo para evitar que se irriten los ojos y las vías respiratorias. Hay lechos adecuados para conejos que se pueden encontrar en las tiendas de mascotas, como bolitas de papel, pellets, lechos de mazorca, etc., la arena de gato no es adecuada  por ser abrasiva.

Hay que cambiarla habitualmente, se recomienda una vez por semana, para evitar que tenga contacto con el amoníaco de la orina y productos secundarios de la descomposición  de heces y orina, aunque es fácil  entrenarles para usar una bandeja sanitaria.

Alimentación

La base principal de la dieta de un conejo es el heno seco de gramíneas o de alfalfa que ha de estar disponible “ad libitum”. El heno es muy importante para mantener la salud intestinal y el correcto desgaste dental del animal.

Comida fresca como hojas, hierbas y verduras: se pueden dar hojas de zanahorias, de nabo, de remolacha o de coliflor, col, acelga, apio, perejil, etc., en menos cantidad que el heno, pero puede ser de aporte diario. Otras verduras como zanahorias, lechuga, espinacas y hortalizas variadas se pueden dar de forma controlada. Los piensos granulados deben ser sin cereales, ni semillas, no debiendo  superar su aporte a una cucharada sopera diaria.

Cuidados específicos

Actividad: se les puede permitir deambular por la casa para explorar y ejercitarse, siempre bajo control para evitar accidentes como caídas desde balcones, electrocuciones por masticar cables o ser presa de otra mascota de la familia (perros). Son inteligentes y se les pueden enseñar trucos para mantener su mente activa.

Mantenimiento

Son fáciles de mantener , ellos se asean a sí mismos , en las épocas de muda les podemos ayudar con un buen cepillado. También para ayudar a evitar la formación de bolas de pelo en su sistema digestivo se les puede administrar malta en gel, la misma que se utiliza para los felinos. Si es posible, buscar las que sean bajas en azúcar para no comprometer su microbiota gastrointestinal.

Controlar que sus dientes estén bien posicionados y tengan el desgaste adecuado. Si hubiera alguna alteración como sobrecrecimiento dental, llevar al veterinario para solventar el problema y mantener una buena salud bucal.

Deben vacunarse contra la Mixomatosis y la enfermedad hemorrágica del conejo una vez al año y en la misma visita se hace una exploración total del animal, se pesa  y desparasita.

Los conejos pueden coger pulgas así como otros parásitos externos como los ácaros del oído y otros ácaros que pueden instalarse en la piel provocando un prurito intenso, costras descamaciones, etc.

Si hubiera otro tipo de signos o síntomas, como descarga nasal, ocular, diarreas, apatía, falta de apetito, dolor al caminar, etc. Consultar con el veterinario de forma inmediata, ya que pueden estar cursando patologías que pueden llegar a comprometer la vida del animal.

La esterilización en este tipo de mascotas es muy recomendable, ya que se vuelven más dóciles, evita gestaciones no deseadas, marcajes y con el tiempo la aparición de tumores que dependan de las hormonas sexuales, como el adenocarcinoma uterino.

La vida media de un conejo suele estar entre los 8-10 años de vida, aunque se han dado casos en que superan esa edad a veces hasta los 13-15 años, no siendo lo más común.

Tienen un temperamento agradable, son fáciles de mantener y se adaptan rápidamente a las costumbres y el ritmo de cada hogar, por lo que si no tienes espacio, tiempo para sacar a pasear a otro tipo de mascota y te apetece tener un pequeño compañero en casa, tal vez el conejo sea la opción para ti.

FERVET. CONSULTA VERTERINARIA I PERRUQUERIA
De la Plaça, 78 baixos 2 · PREMIÀ DE MAR · T. 93 013 30 44
COMPARTIR